miércoles, 14 de noviembre de 2012

domingo, 4 de noviembre de 2012

Senegal 19.Dakar con Nico:segunda visita a la escuela,y visitas a sus amigos y familia.


Por fin llegó Nico,el amigo de Chris que habíamos conocido en Kafountine. Quedé con él y me acompañó a dejar mi curriculum en la Escuela americana de Dakar. Me habría gustado haber podido hacer también una entrevista pero no pudo ser. De todas formas,me dejaron visitar un poco el centro,que me gustó mucho. Había algunos americanos allí,que deduje que eran profes,y me moría de la envidia.Ojalá me salga este sueño...y ojalá me atreva a cumplirlo!!!

De allí nos fuimos al Pointe des Almadies,el punto más occidental de África,donde visitamos también el Hotel des Almadies,un hotelazo. Comimos en un chiringuito junto al mar y volvimos a Ngor paseando,viendo paisaje de calles bien distintas a lo que era el hotel,contraste duro.

Al día siguiente volví a Fass Mbao,barrio donde está la escuela de Ejikeme.Yo quería ver cómo era la escuela con niños,porque el otro día,cuando la visité,como ya era un poco tarde,no había. Hoy sí,estaban dando clase de matemáticas a unos pocos y me dejaron asistir de oyente un rato. Tampoco quise estar en el aula mucho rato porque sabía que los críos se distraerían mucho,ya simplemente los niños flipaban al verme por la calle,"qué hace esta blanca en nuestro barrio?".

Esta vez me acompañó al cole Nico,quien aprovechó a visitar a amigos suyos en el barrio. Me gustó muchísimo el tener la oportunidad de visitar casas de gente,ver la vida real de la gente local,de la gente normal. Él se encontró con amigos suyos que hacía tiempo que no veía y acabamos en casa de uno. Estuvimos en su casa,en su cuarto. Era una casa grande,aparentemente unifamiliar,en la que había mucha gente,pero aún no me quedó claro si todo el mundo era familia o no. Estuvimos allí un buen rato,sentados en su cama,mientras dos niños más que había en la habitación seguían a lo suyo,viendo la tele. Nos llegaron a invitar a una coca-cola,que ellos no tomaron porque son musulmanes y estaban haciendo el ramadán. Fueron muy amables y muy cariñosos,con Nico,lógico porque son amigos,pero conmigo aún más,y eso que no podíamos comunicarnos por la barrera lingüística.

De allí,aprovechando que no nos quedaba lejos,fuimos a visitar a las hermanas de Nico.Yo no me podía comunicar con nadie,con ningún adulto,sólo podía sonreir,y ellas también,pero la suerte era que había niños,y como los niños senegaleses son una gozada,pues me lo pasé genial.Había un niño de 9 años,otro de 3,y una bebita de 6 meses,para comérsela. Pero el que me llegó al alma fue el peque de 3.Nos gustamos al instante,y se enganchó a mi todo el tiempo.Todo el tiempo me hablaba,se sentaba encima mía,y jugaba conmigo,intentando entenderme.Le encantaba un colgante que llevaba yo,con forma de colmillo grandote,y no hacía más que tocarlo y moverlo. Tanto nos gustamos que nos costó separarnos,y se le notaba triste cuando nos fuimos.

sábado, 3 de noviembre de 2012

Senegal 18. Gorée. Y adiós a Chris...y hola a nuevos amigos!


A las 5 de la mañana me despertó Chris para decirme que se tenía que ir,que le habían llamado de su familia en Casamance y que se tenía que ir. Deduje que algún problema serio en su familia. Bajamos a hablar con los del hotel y él me regateó un buen precio para otra habitación,individual. Nos despedimos con la esperanza de volver a vernos en cuanto se resolviera su problema familiar.

Ya por la mañana hice el traslado de mis cosas en el hotel y tuve la suerte de conocer a otra española que había en el hotel,una chica casada con un senegalés,que estaban esperando a que le dieran el visado a él para poder irse juntos a España. Fue curioso porque ella me comentó que ya sabía que había españoles en el hotel,ya nos había oído desde el día en que llegamos,aunque no habíamos llegado a coincidir. Los españoles,siempre,tan discretitos,ja! Por ellos conocí también a otra pareja,de senegalés y suiza,junto con su hija,y al resto de sus amigos,que se convirtieron en mi pandi del hotel para el resto de la semana.

Tras salir a desayunar fui a por Mamadou,con quien había quedado para ir juntos a la isla de Gorée. Nos montamos en un Car Rapide en el que íbamos apiñados como sardinas en lata. Fue una experiencia interesante pero para no repetirla mucho,la verdad,demasiado calor,demasiado poco espacio,y demasiado lento. Llegamos al mercado de Kermel y de allí fuimos callejeando hasta el puerto para coger el ferry. En Gorée contratamos un guía,amiguete de Mamadou,que hablaba inglés,y con él hicimos la visita turística.Comimos juntos los 3 y vuelta a Dakar,a Ngor. Mamadou me invitó a ir con él a casa de su amigo Herman,el americano,donde tenían fiesta de despedida porque ya se iba de Senegal. Aunque me habría encantado no fui porque no era plan,ir de acoplada en una fiesta de despedida. Así que quedé con la española y la suiza,y nos fuimos al bar de la playa,el de la primera noche,La Gauguete Pirate,que esa noche estaba tranquilito,casi no había nadie. Y luego volvimos a quedar con Mamadou,en la plaza de Ngor,en plan tranqui.

viernes, 2 de noviembre de 2012

Senegal 17. Dakar:visita a la escuela comunitaria La Ruah.


El segundo día tras la partida de las niñas ya empecé a moverme. La tarde anterior había llamado a Ejikeme,el chico que había sido nuestro anfitrión couchsurfing en nuestra primera noche en Dakar. Él trabaja como voluntario en una escuela comunitaria y yo le había traído material escolar,que le di esa primera noche en su casa. Habíamos acordado que cuando regresase a Dakar le volvería a llamar para ir a visitar la escuela. Y eso hice.

Como ir a la escuela,sola,meterme a recorrer Dakar,sin tener ni idea de por dónde andaba,me daba un miedo tremendo,le pedí si podía venir a buscarme.Y él,muy amablemente,accedió. Quedamos en la brazzerade,otra vez mi punto de encuentro en Ngor. Allí llegó con su amigo Tapha,me recogieron y cogimos un bus hasta su barrio,trayecto que llevó más de una hora. Luego me di cuenta del favor tremendo que me hicieron porque ellos tuvieron que tomar ese mismo autobús para venir a buscarme o sea que les fue una paliza venir a por la españolita cobardica.

Tuvimos que coger un autobús normal,cómodo,en el que conseguimos sentarnos,y la verdad es que el trayecto estuvo muy bien,viendo la ciudad.Y luego tuvimos que coger otro autobús,un tatá,un cacharro en el que va todo el mundo apelotonado:toda una experiencia.

Por fin,después de tan largo viaje,llegamos al barrio de la escuela en donde los niños me seguían llamándome "touba"(blanca),porque no están habituados a ver blancos por ese barrio.

La visita a la escuela me resultó impactante,muy triste,una bofetada de realidad,un mazazo.No había NADA!!!!!!!!!!!!!!! Las paredes,unos pocos pupitres de madera,unas pizarras,y nada más. Me daban ganas de llorar,cuando pienso en todo lo que desperdiciamos en occidente,todo lo que se podía aprovechar aquí,no es justo,no lo es.Es un asco,es horrible,unos tanto y otros tan poco!

A la escuela asisten aproximadamente 150 niños,y los profes son voluntarios que no cobran,y que tampoco son maestros necesariamente,no son maestros formados como tales.

Les estuve explicando cómo utilizar los materiales que les había traído,material de inglés que en mi cole hace años que no se usan,y/o que están repetidas. Así que allí estaba yo,dándo un "cursillo de formación" en el uso de lo que les había traído.Dando las explicaciones en inglés mientras Ejikeme traducía.

El material que llevé era básicamente para Ejikeme,porque él trabaja allí como profe de inglés.La pena era que llevé cds con canciones,dvds con historias,cuentos,cd-roms con juegos interactivos,todo muy chulo....pero no tienen reproductor de cds,ni dvd,ni ordenador que funcione así que allí quedaron,en una estantería,esperando a poder ser usados en algún momento.Una pena enorme!

Tras mi mini curso de "formación" volví con Ejikeme y Tapha a fass mbao,a su casa. Se veía mucho mejor que la primera noche cuando llegamos...o quizá sea que ya la impresión de la primera noche se había diluído tras todo lo que habíamos visto.Ahora hasta me parecía hasta chula la casa!!!!

Estuvimos en el cuarto de Tapha,en el balcón,charlando,escuchando música,viendo la gente pasar...Fue una tarde agradable. Luego Ejikeme me acompañó a coger un taxi,que él negoció por mi,para que volviese a Ngor.Esta vez el recorrido no llegó a media hora,qué diferencia de la hora y pico de la mañana.

Cené en la brazzerada con Chris y luego volvimos al bar de la playa porque esa noche volvía a haber sesión de djembés en honor a Herman,el amigo americano de Mamadou.Un día completito.

Senegal 16. Ngor en "solitario".


El primer día "sola" en Dakar fue raro. Y fue también un día tranquilo,de marujear,hacer colada y descansar tras todo el tute que habían sido las dos semanas previas. Chris seguía conmigo en el hotel pero tenía sus recados que hacer y yo no pretendía tenerlo para mi todo el tiempo. Así que tocaba empezar a buscarse la vida "sola".

Esa mañana quedé con Alioune,un chico con el que había contactado vía couchsurfing,era uno de mis posibles anfitriones en Dakar,la pena es que no estaría aquí esta semana sino en Tambacounda,en el interior del país,por trabajo. De todas formas aprovechamos que este finde sí que tenía que venir para quedar y conocernos.

Quedamos en La brazzerade,un bar-restaurante pegado a la playa y con conexión de internet. Yo tomé algo,una coca-cola,pero él no porque estaba haciendo ramadán. La verdad es que tiene mérito,aguantar la sed mientras enfrente a ti alguien está bebiendo. Resultó ser un chico con una cojera grande causada por la polio cuando era un niño.Grandísima putada. Y mayor estando en África. Me estuvo contando su vida,y la verdad es que fue una charla apasionante,emotiva,interesante. A lo tonto,a lo tonto nos tiramos 2 horas de palique,parecía que nos conociésemos de hacía tiempo,me cayó genial.

Tras despedirnos me fui a visitar a Mamadou,quien me acompañó a comer a un restaurante local,un plato de arroz con pollo por más o menos 1 euro y medio. Y poco más,ese día fue un contraste total con el no-parar de las semanas anteriores.

Senegal 15. Ngor:último día con las chicas.


El sábado 4 de agosto fue un día triste. Era el último día de nuestro viaje juntas,se acababa nuestra aventura juntas. Luego empezaría mi aventura en solitario,cosa que me asustaba un poquito. Menos mal que Chris iba a seguir en Dakar unos días,y que luego llegaría su amigo Nico,el de Kafountine,que también iba a estar unos días en Dakar y que había prometido llamarme en cuanto llegase.

Este último día lo empezamos yendo a la tiendita de souvenirs de Mamadou,allí mismo en Ngor,a 5 minutos del hotel,donde las chicas compraron algunas cosillas. Luego cogimos la barca a la isla de Ngor,que está a 5 minutos. Tan corto es el recorrido que hay gente que lo hace a nado. Para mi sería mucho. Dimos una vuelta por la isla,muy bohemia,con bastantes artistas. Paramos en un edificio en obra que estaba abandonado y ocupado por un grupo de artistas,con obra bastante interesante.

Comimos en un restaurante en la playa.Lo malo es que nos tuvieron esperando más de la cuenta y se nos fue media tarde allí. Entre la penita que teníamos por ser el último día,y el cabreo por esperar tanto,nos amargó un poco la tarde.

Volvimos al hotel a ducharnos y a que las niñas recogieran sus cosas. De allí nos fuimos con todos los bártulos a la placita delante de la tienda de Mamadou,donde tiene su puesto al aire libre un artista local que parece un poco pirado. En sus sillas nos sentamos mientras esperábamos a que llegara la hora de irnos,y allí Chris y Mamadou empezaron a tocar su guitarra y djembé,y a cantar.Apareció por allí el guineano del grupo de Mamadou,que también se unió a cantar con ellos. Y se nos unió también un niñito,el hijo de 3 años del señor de la tiendita al lado de la de Mamadou. El peque empezó a jugar conmigo,me hablaba aunque yo no le entendía,pero allí se quedó un buen rato jugando conmigo.

Al llegar la hora nos fuimos todos al aeropuerto,las chicas y yo en un taxi,y Chris y Mamadou en un bus. Ellas fueron a facturar sus cosas y volvieron a salir del edificio del aeropuerto(a los que no tienen billete no les dejan pasar) para despedirse de nosotros cantando una de las canciones que habíamos aprendido. Qué penita nos dió!

Para aliviar las penas me fui de parranda con Mamadou. Si me llego a ir directa al hotel me habría dado algo así que me vino muy bien la invitación de Mamadou de ir a un conciertillo que daban unos amigos suyos americanos en un bar. Así que allá nos fuimos en un autobús en el que la única blanca era yo. La verdad es que era una sensación rara pero super chula:allí estaba yo en plena África,y sola,qué fuerte!!!

Resulta que eran un matrimonio americano amigos suyos,que trabajaban en US Aid,con oficina allí mismo en Ngor. Se conocían porque Mamadou le daba clases a él de djembé. Y el motivo del conciertillo era porque la pareja se despedía de Senegal después de vivir allí 3 años.Ahora se iban a Iraq!!!  Habían invitado a Mamadou también para que actuara en un par de canciones con ellos. Así que el plan sonaba muy bien.

Llegamos al bar y me sorprendió ver un local tipo europeo,o mejor dicho,tipo americano,incluido en la clientela,más que en África me parecía estar en EEUU. La única diferencia es que a mitad de concierto,cuando estaba tocando Mamadou con ellos,se fue la luz! Y claro,las guitarras eléctricas no sonaban.Pero sí el djembé! Así que ahí Mamadou se pudo lucir un rato.

Me presentó a sus amigos quienes me pusieron a Mamadou por las nubes.Ya lo decía Chris,que es una bellísima persona,y ellos también lo decían. Así que,la verdad,me daba mucha tranquilidad estar en mi primera noche en Dakar,sola,tan bien acompañada.

Volvimos a Ngor en el coche de unos franceses amigos de los americanos. Era el primer coche normal,en buen estado,en el que me montaba en 2 semanas!!!!

Acabamos cenando en un restaurante de estilo europeo y,la verdad,es que casi lo agradecí,después de tanto tiempo.La única diferencia era la compañía y las rastas de Mamadou,que lleva rastas aunque no es rastafari sino baye fall,que por lo visto es una rama del islam,cosa que yo no sabía.